&#x;&#x;
Freelife4you

Cordyceps, el hongo asesino de insectos

Tienen un coste superior al oro, varias especies del género Cordyceps son veneradas por las personas.

Cordyceps - Freelife4you

Freelife4you recomienda este producto. La vida de este hongo parece sacada de una película de ciencia ficción, el cuerpo fructífero de Cordyceps comienza a emerger del artrópodo que haya sido infectado después de desarrollarse en su interior. Se desarrolla al igual que otros hongos, empleando un huesped donde crecer, pero en este caso, los huéspedes son insectos vivos.

Cordyceps en hormiga

¿Que sabemos del cordyceps?

El Cordyceps es un género de hongos parásitos que crece en el interior de su huesped, sustituyendo sus tejidos y órganos, provocando finalmente su muerte. Puede atacar o parasitar diferentes tipos de artrópodos e incluso ataca a otros hongos. Debido a su forma de desarrollo y al tipo de huespedes que puede atacar, existe cierta controversia respecto a su clasificación, pero se acepta en la mayoría de las clasificaciones que Cordyceps constituye un género de hongos entomopatógenos, es decir, que provocan enfermedades en insectos.

Cordyceps musgo

Los huéspedes o víctimas más habituales del cordyceps son:

  • Varias especies de lepidópteros (lo que normalmente llamamos mariposas).
  • Algunos Coleópteros (o escarabajos) que suelen vivir en el musgo o las capas superiores del suelo.
  • Algunas especies de himenópteros (hormigas) tambien son susceptibles a la infección por Cordyceps.
  • Otros artrópodos como los arácnidos (arañas) también pueden llegar a padecerlo.

Su clasificación dentro del reino Fungi o reino de los hongos, queda dentro de la división ascomicetos o Ascomycota, formada por hongos con micelio tabicado que producen ascosporas  que son las células involucradas en la reproducción de tipo sexual de estos hongos.

Un hongo que convierte en “zombis” a sus huéspedes

Cuando este hongo se introduce en un huésped, invade y reemplaza sus tejidos poco a poco. Este proceso puede afectar en algunos casos la conducta del insecto parasitado, induciendo comportamientos atípicos, pudiendo convertir a sus hospedadores en especies de “zombis” que actúan misteriosamente de modo extraño en el propio beneficio del hongo. Cuando Cordyceps unilateralis infecta una hormiga, por ejemplo, induce a la misma para que se suba a una planta antes de morir, con esto se asegura la máxima distribución de las esporas procedentes del cadáver del insecto.

Cordyceps en escarabajo - Freelife4you

¿Cómo ataca el cordyceps?

El micelio del hongo, es decir, el entramado de hifas, se desarrolla a partir de esporas existentes en el suelo. Al parasitar, invade y finalmente reemplaza los tejidos del huésped, provocando su muerte.

La infección comienza, en general, cuando los segmentos de ascosporas entran en contacto con una larva o pupa de insecto. También puede atacar un insecto adulto. Se produce así la germinación de la espora en su superficie, y a continuación continúa penetrándo hacie el interior, atravesando la cutícula (recubrimiento externo del insecto). Poco después de la penetración, el hongo desarrolla un estroma (cuerpo fructífero alargado), dentro del cuerpo del insecto, en cuyo extremo se forman estructuras (ascos) donde se desarrollarán las esporas. Las esporas, al madurar, se dividen en numerosos fragmentos capaces de producir nuevas infecciones. Una vez que el artrópodo está muerto, aproximadamente unos 5 días después de la infección, salen del cadáver prolongaciones cilíndricas o ramificaciones , provocando esas imágenes que parecen de ciencia ficción.

Terrible para los insectos, pero deseado por los humanos

Con un coste superior al oro, algunas especies del género Cordyceps constituyen un auténtico tesoro y son más bien veneradas por las personas. Utilizados durante siglos por los Emperadores y la élite gobernante en China, estos hongos arrastran tradiciones milenarias. Según la filosofía china, Cordyceps es un elemento que fomenta el equilibrio entre el cuerpo y el alma, por lo cual la medicina ancestral lo recomienda para recuperar la armonía de los órganos del cuerpo humano.

En el siguiente vídeo de la BBC podemos ver como el cordycepts ataca a sus huéspedes y como crece en el interior destruyendo sus cuerpos.

 

Son unas 500 especies diferentes las que conforman el género Cordyceps, se encuentran distribuidas a nivel mundial, la mayor parte han sido identificadas en Asia, particularmente en China, Japón, Corea y Tailandia. La especie más conocida es Cordyceps Sinensis, debido a su altísima valoración en la medicina tradicional China. De modo natural, C. sinensis vive en la meseta de las altas montañas del Himalaya (3.000-5.000 m) en el Tíbet, Nepal, India y algunas provincias de China. Allí, crece sobre las larvas de una mariposa nocturna conocida con el nombre de “Chongcao bat” (Hepialus armoricanus).

Año a año, cientos de recolectores llegan para colectar de forma manual los ejemplares de Cordyceps. Llegan justo para la época en la que el estroma del hongo ha emergido del suelo y es visible en las praderas. Lo que se comercializa es la combinación del estroma de C. sinensis emergiendo de la larva de la mariposa. Debido al creciente interés y su elevado costo, existe actualmente cierta preocupación respecto a la sostenibilidad del recurso.

¿Cuales son sus propiedades y compuestos activos?

Sus propiedades medicinales han sido constatadas tras intensas investigaciones científicas. Sin embargo, la totalidad de los componentes farmacológicamente activos de Cordyceps está aún sin resolver, es posible que se descubran más principios activos. Actualmente, al menos dos componentes químicos han sido identificados como muy importantes, son constituyentes activos de su micelio: cordicepina y ácido cordicepídico. La cordicepina (3′-desoxiadenosina), antiguamente extraída C. militaris, y que hoy se sintetiza químicamente, es un medicamento que se utiliza en el trasplante de órganos humanos como inmunosupresor, es decir, para reducir el riesgo del rechazo por parte de la persona receptora.

A las especies de Cordyceps se le han atribuido también propiedades antitumorales, antifúngicas y antivirales. Existen numerosas investigaciones al respecto, sin embargo, se requieren aún mayores estudios para dilucidar de manara exacta sus propiedades farmacológicas.

Este organismo invasor, plausible inspirador de una película de James Cameron, y situado en la mira de la industria farmacológica y biotecnológica, no deja sino un mensaje reiterativo y ampliamente conocido: todo esta allí, en la naturaleza, solo que debemos aprender a mirar.

El Cordyceps es un ingrediente incluido en el producto 4Life Transfer Factor Plus.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies